Ir al contenido principal

Calle de la Enseñanza (ahora tramo de la calle de La Corregidora)

  • Nomenclatura de 1794: Calle del Limón (tramo) o Calle 3a. del Limón.
  • Nomenclatura de 1840: Calle de la Enseñanzaparalela a las calles de Iturbide (ahora tramo de la calle de Iturbide) por el extremo norte; y de Celio (ahora calle de Mariano Jiménez) por el extremo sur.
  • Nomenclatura de 1868: Calle 2ª de Matamoros (tramo).
  • Nomenclatura de 1929: Calle de La Corregidora (tramo).
  • Cuartel (1794, 1840 y 1868): Número 1.
  • Sector Actual: Independencia



Para comenzar a hablar acerca de la historia de esta calle, hay que remontarse al año de 1794, cuando por órdenes del máximo jefe político del virreinato se realiza un plano de la traza urbana de Valladolid, el  cual, incluía la primera nomenclatura que regiría la ciudad por aproximadamente medio siglo.

Ubicación de la calle de la Enseñanza
en el plano de 1794

Durante el periodo colonial este par de manzanas formó parte de la Calle del Limón (ahora calle de La Corregidora y un par de manzanas de la calle de Antonio Alzate), posterior a esto, en el año de 1840 Ignacio Carrasqueado es encomendado para realizar una nueva reasignación de la nomenclatura de la ciudad, de modo  que, la  antigua Calle del Limón se fracciona por manzanas para la asignación de nombres quedando entre ellos el de la Calle de la Enseñanza; después en el año de 1868, el ayuntamiento de Morelia organiza un nuevo nombramiento a la nomenclatura que a su ver era anticuada y algo confusa; en esta etapa se vuelve a retomar el modelo colonial, donde las calles abarcaban varios pares de manzanas a lo largo de su trayectoria, de suerte que la Calle de la Enseñanza se integra a la Calle de 2ª de Matamoros (está abarcaba toda la actual calle de La Corregidora), a pesar de ser una nomenclatura más formal no tuvo buena aceptación entre la sociedad, pues la mayoría de personas siguió utilizando como referencia la nomenclatura del 40. Finalmente en el año de 1929 la 2ª de Matamoros cambia de nombre por el de Calle de La Corregidora y es el que ostenta hasta el presente.


A pesar de no pertenecer a la serie de placas
originales de 1840, sirven de modo ilustrativo
para recordar los nombres antiguos de las calles.

Como Calle de la Enseñanza, corría de oriente a poniente, siendo precedida por la Calle de los Aguacates por el oriente (ahora tramo de Antonio Alzate), y era sucedida por la Calle de la Alhóndiga por el poniente (ahora tramo de La Corregidora); rompía a partir de las esquinas de las calles de Mira al Río y de Morelos (ahora cruce de la Avenida Morelos Sur y La Corregidora) por el extremo oriente; y finalizaba al encontrarse con las esquinas de las calles de la Estampa y del Alacrán (ahora cruce de García Obeso y La Corregidora).



Vista hacia el oriente de la antigua Calle de
la Enseñanza

Respecto al origen del nombre de esta calle diversos autores concuerdan en lo mismo. Mariano de Jesús Torres afirma en su obra titulada Diccionario que este nombre los recibía "porque en el extremo occidental de la acera que ve al sur (esquina de García  Obeso y La Corregidora), estuvo establecida durante muchos años la Escuela y de Niñas, que dirigió la preceptora Doña Luisa Román."
Antonio Chavez Samano en su libro titulado Morelia y sus Nomenclaturas  afirma que: "El origen del nombre de la Enseñanza, se debió a que precisamente en el edificio que hoy ocupa el templo evangélico presbiteriano, se fundó la primera -Escuela Oficial del México Independiente-. Al respecto nos dice la historia que en el año de 1830 se establecieron las primeras Escuelas Normales Lancasterianas.
Llamábase a tales establecimientos , lancasterianos, en virtud de que ponían en práctica el método de enseñanza ideado en Inglaterra por los maestros Bell y Lancaster y que consistía en que un solo profesor, ayudado por un grupo de niños a quienes llamaban Monitores; impartían la enseñanza, que por tal razón se llamaba mutua. El sistema era relativamente fácil de aprender, así que, como la preparación de los maestros duraba poco, podría en breve tiempo haber muchos, y consecuentemente propagarse con rapidez la instrucción de los niños. Esta instrucción era poco extensa en sus asignaturas, siendo las principales: la lectura, escritura, aritmética, cartilla religiosa y cartilla civil. Con el tiempo se aumentaron la gramática, el dibujo y algunas otras materias, según la preparación del maestro y la capacidad, como se decía entonces, de los alumnos.

Placa conmemorativa del hecho de la creación de la
Escuela Normal Lancasteriana

Además de estos datos Mariano de Jesús Torres hace una descripción de esta calle a principios del siglo XX, en la cual menciona que: "Como calle céntrica se encontraba bien enlosada y empedrada, además de que se conformaba por casas de buen aspecto. Aparte de albergar la Escuela Normal en esta calle también vivió el Sr. General Santos Degollado...aquí también se encontraba en la esquina oriente de la acera que ve al norte hubo también una tienda de comistrajo llamada el Arco Iris perteneciente a un señor llamado Rafael Rosales (posteriormente esta tienda pasó a manos del señor Isidro Melgarejo quien la rebautizó con el nombre de La Providencia. En el  extremo occidental de esa misma acera existió también un mesón llamado de San Antonio.

Banqueta donde existió la tienda de La Providencia
y el Mesón de San Antonio
 



Comentarios

Entradas populares de este blog

La Azucena de las Carmelitas (ocurrió en el desaparecido Beaterio de las Carmelitas Descalzas)

Todos los rincones del centro histórico de la ciudad siempre tienen algo que contar, desafortunadamente con el paso del tiempo esos secretos resguardados van desapareciendo o quedando olvidados tras los muros de los templos, conventos y casonas antiguas, tal es el caso de este suceso que ocurrió en el desaparecido Beaterio de las Carmelitas Descalzas de Valladolid y que se aferra a desaparecer de la tradición oral de la virreinal Morelia; a pesar de que del lugar referido apenas queda un cascajo de lo que antiguamente fue, esta leyenda se niega a desaparecer. Este hecho ocurrió en lo que actualmente conocemos como la Central Vieja de Autobuses, en la zona sur del centro de la ciudad y ha pasado generación tras generación de la siguiente manera:
El Convento de las Carmelitas que estaba al sur de Morelia quedó, como todos, reducido a ruinas hace más de medio siglo. Una iglesita con su campanario en forma de palma con tres campanas y una esquila para llamar a maitines, que llevaban los re…

El Cordonazo de San Francisco (ocurrió en el desaparecido templo de San Luis Rey de Francia o del Tercer Orden)

En el complejo franciscano que se encontraba asentado en la virreinal ciudad de Valladolid, hoy Morelia, aparte del templo dedicado a San Francisco de Asís, fundador de tan sublime orden, se encontraba construido otro templo dedicado a San Luis Rey de Francia que era mejor conocido entre los antiguos pobladores como la Tercera Orden, bien sabido es para los morelianos actuales que este majestuoso templo desapareció como resultado de las Leyes de Reforma, pero, ¿qué maldición desencadenó la destrucción de este templo?, y, ¿quién pagó las consecuencias de tan terrible hecho?...a continuación la respuesta.
En Morelia, del Templo de la Venerable Orden Tercera de San Francisco de Asís, joya de arte y relicario histórico, no queda ya ni el polvo. Situado en un ángulo del cementerio del antiquísimo templo de los frailes franciscanos, se erguía con su torre afiligrana y su cúpula revestida de azulejos. En su recinto al pie de uno de los altares colaterales, estuvieron sepultados los restos mor…

Calle de las Carreras (ahora tramo de Dr. Miguel Silva)

Nomenclatura de 1794: Calle del Junco (tramo) o Calle 2a. del Junco.Nomenclatura de 1840: Calle de las Carreras, paralela a la Calle del Crisol (ahora tramo de Serapio Rendón) por el lado poniente; y a una calle sin nombre (ahora tramo de Amado Nervo) por el lado oriente.Nomenclatura de 1868: Calle 7a de Bravo (tramo).Nomenclatura de 1929: Calle de Dr. Miguel Silva (tramo).Cuartel (1794, 1840 y 1868): Número 3.Sector actual: Revolución.
La calle de las Carreras originalmente formó parte de una de las más antiguas con las que contaba la ciudad, la mayoría de las calles del primer cuadro de la ciudad no tienen fecha exacta que marque cuando se trazaron o cuando comenzó a poblarse; esta calle aparece ya en los planos virreinales de la ciudad de Valladolid, periodo en el que esta formaba parte de la Calle del Junco, está abarcaba en su totalidad la actual calle de Dr. Miguel Silva, siendo esta la segunda de cinco cuadras que la conformaban en dirección sur a norte (esta calle no debe confu…