Ir al contenido principal

Calle del Obispado (ahora tramo de Benito Juárez)

  • Nomenclatura de 1794: Calle del Obispado (tramo) o Calle 3a. del Obispado.
  • Nomenclatura de 1840: Calle del Obispadoparalela a las  antiguas calles del Perico (ahora tramo de la Avenida Morelos Norte) y la plazuela del Carmen por el lado oriente; y a la del Depósito (ahora tramo de Ignacio Zaragoza) por el lado poniente. 
  • Nomenclatura de 1868: Calle 1ª de Hidalgo (tramo).
  • Nomenclatura de 1929: Calle de Benito Juárez (tramo).
  • Cuartel  (1794, 1840 y 1868): Número 2.
  • Sector actual: República.


La Calle del Obispado es una de las calles más importantes en la antigua ciudad de Valladolid, ya que en ella se encontraba uno de los edificios más importantes para la sociedad de aquellos tiempos; durante el virreinato esta calle era la última de tres manzanas hacia el norte que componían la Calle del Obispado; este tramo de la calle fue el único de todos que siguió conservando su mismo nombre durante el cambio de nomenclatura de 1840, posteriormente esta pequeña calle se incluyó a la Calle 1ª de Hidalgo y finalmente en 1929 la 1ª de Hidalgo cambio de nombre por el de Benito Juárez. Como calle del Obispado esta calle corría de sur a norte, comenzando a partir de las esquinas de las antiguas calles de la Victoria y de la Amargura (ahora cruce de las calles de Santiago Tapia y Benito Juárez) por el extremo sur; y terminaba en el extremo oriental de la Plazuela del Carmen, donde aproximadamente hoy da comienzo la calle de Eduardo Ruiz, esto porque anteriormente la calle no tenía continuación hacia la actual Avenida Héroes de Nocupetaro, debido al muro que se encontraba erguido en esta zona, el cual circundaba los terrenos del cementerio del Carmen.

Placa de nomenclatura de la Calle del Obispado, al parecer
es de las originales colocadas en 1840

Esta calle tomó su nombre del “Palacio del Obispado o Palacio Episcopal”, el cual se encontraba ubicado en la esquina de la calle de la Amargura; a principios del siglo XX esta calle estaba formada por casas de buen aspecto, entre ellas incluida el mencionado palacio que fue antiguamente la residencia de los Obispos de Michoacán; estaba bien enlosada y empedrada por ser de mucho tránsito.


Vista hacia el extremo norte de la Calle del
Obispado

Fachada del antiguo Palacio Episcopal
El palacio episcopal comenzó a construirse por orden del Ilustrísimo Sr. Obispo Don Juan de Ortega y Montañez en el año de 1682 y se terminó durante el gobierno del Sr. Obispo Don Juan José de Escalona y Calayatud (aproximadamente en los años de 1629 a 1637), el lugar fungió como tal hasta la segunda mitad del siglo XIX; posteriormente fue incautado por el gobierno y convertido en vecindad hasta que fue comprado nuevamente por el clero que traslado aquí al “Colegio de Infantes” que anteriormente había estado situado en la Plaza de San Juan de Dios (actual plaza de Ocampo sobre la calle de Allende), los cuales por la situación política del país fueron expulsados del edificio y este se convirtió en cuartel, tiempo después volvió a servir como institución educativa y por último y hasta el día de hoy funge como oficina de gobierno. Este edificio además de haber servido como residencia a los señores obispos también sirvió como sala de velación para el Ilustrísimo Sr. Don Juan Cayetano Portugal, obispo que falleciera en este lugar el 4 de Abril de 1850; su cuerpo fue expuesto en la planta alta donde concurrió una multitud inmensa a besarle el anillo pastoral.

Vista de norte a sur de la Calle del Obispado, con la
torre oriente de la catedral

Lugar donde debio encontrarse el escudo
del Obispado en la fachada del palacio
El autor Antonio Chavez Samano en su libro Morelia y sus nomenclaturas hace referencia sobre esta calle de la siguiente manera: "Ya en el primer plano de Valladolid de 1794 aparece la calle que está frente a la catedral (actual Benito Juárez) con el nombre del Obispado. Lo anterior obedece a que la tercera cuadra estaba ubicado el soberbio Palacio del Obispado, cuya construcción iniciará en 1682 el Obispo Juan de Ortega y Montañez, habiéndolo concluido el Obispo Calayatud, durante su gobierno de 1729 a 1737. El Obispo don Clemente de Jesús Munguía inició la reedificación de este lugar; con base en un ambicioso proyecto aumentando su grandeza y majestuosidad, lo cual no quedó más que iniciado y todo hubo de destruirse <<al haberse denunciado en 1859 conforme a las Leyes de Reforma>>.

Pequeño nicho ubicado en la esquina sur de la
calle del Obispado

Este edificio debió ser de una grandeza e importancia indudable pues, basta señalar que fue la sede del virtuoso obispo Fray Antonio de San Miguel (reconstructor del Acueducto), del Obispo Don Juan Cayetano Gómez de Portugal (que hubiera sido el primer Cardenal de esta Diócesis, de no haberle llegado las Bulas Post-Mortem). En este mismo edificio se alojo el Barón Alejandro Von Humboldt durante su visita que hiciera a estas tierras en 1803".

Otro de los edificios que llama la atención es el actual Museo de Arte Colonial que se encuentra ubicado frente a la plazuela del Carmen, es de suma importancia porque brinda un claro ejemplo de arquitectura colonial en la ciudad; además de que en esta casa se estableció la primera imprenta que hubo en la ciudad, la cual comenzó a trabajar a partir del año de 1821.

Casa donde se instalo la primera imprenta de la ciudad, actual
Museo de Arte Colonial



Comentarios

Entradas populares de este blog

La Azucena de las Carmelitas (ocurrió en el desaparecido Beaterio de las Carmelitas Descalzas)

Todos los rincones del centro histórico de la ciudad siempre tienen algo que contar, desafortunadamente con el paso del tiempo esos secretos resguardados van desapareciendo o quedando olvidados tras los muros de los templos, conventos y casonas antiguas, tal es el caso de este suceso que ocurrió en el desaparecido Beaterio de las Carmelitas Descalzas de Valladolid y que se aferra a desaparecer de la tradición oral de la virreinal Morelia; a pesar de que del lugar referido apenas queda un cascajo de lo que antiguamente fue, esta leyenda se niega a desaparecer. Este hecho ocurrió en lo que actualmente conocemos como la Central Vieja de Autobuses, en la zona sur del centro de la ciudad y ha pasado generación tras generación de la siguiente manera:
El Convento de las Carmelitas que estaba al sur de Morelia quedó, como todos, reducido a ruinas hace más de medio siglo. Una iglesita con su campanario en forma de palma con tres campanas y una esquila para llamar a maitines, que llevaban los re…

El Cordonazo de San Francisco (ocurrió en el desaparecido templo de San Luis Rey de Francia o del Tercer Orden)

En el complejo franciscano que se encontraba asentado en la virreinal ciudad de Valladolid, hoy Morelia, aparte del templo dedicado a San Francisco de Asís, fundador de tan sublime orden, se encontraba construido otro templo dedicado a San Luis Rey de Francia que era mejor conocido entre los antiguos pobladores como la Tercera Orden, bien sabido es para los morelianos actuales que este majestuoso templo desapareció como resultado de las Leyes de Reforma, pero, ¿qué maldición desencadenó la destrucción de este templo?, y, ¿quién pagó las consecuencias de tan terrible hecho?...a continuación la respuesta.
En Morelia, del Templo de la Venerable Orden Tercera de San Francisco de Asís, joya de arte y relicario histórico, no queda ya ni el polvo. Situado en un ángulo del cementerio del antiquísimo templo de los frailes franciscanos, se erguía con su torre afiligrana y su cúpula revestida de azulejos. En su recinto al pie de uno de los altares colaterales, estuvieron sepultados los restos mor…

Calle de las Carreras (ahora tramo de Dr. Miguel Silva)

Nomenclatura de 1794: Calle del Junco (tramo) o Calle 2a. del Junco.Nomenclatura de 1840: Calle de las Carreras, paralela a la Calle del Crisol (ahora tramo de Serapio Rendón) por el lado poniente; y a una calle sin nombre (ahora tramo de Amado Nervo) por el lado oriente.Nomenclatura de 1868: Calle 7a de Bravo (tramo).Nomenclatura de 1929: Calle de Dr. Miguel Silva (tramo).Cuartel (1794, 1840 y 1868): Número 3.Sector actual: Revolución.
La calle de las Carreras originalmente formó parte de una de las más antiguas con las que contaba la ciudad, la mayoría de las calles del primer cuadro de la ciudad no tienen fecha exacta que marque cuando se trazaron o cuando comenzó a poblarse; esta calle aparece ya en los planos virreinales de la ciudad de Valladolid, periodo en el que esta formaba parte de la Calle del Junco, está abarcaba en su totalidad la actual calle de Dr. Miguel Silva, siendo esta la segunda de cinco cuadras que la conformaban en dirección sur a norte (esta calle no debe confu…