Ir al contenido principal

Calle del Indio Triste (ahora tramo de García Pueblita)

  • Nomenclatura de 1794: Callejón del Sauz (tramo)
  • Nomenclatura de 1840: Calle del Indio Triste
  • Nomenclatura de 1868: Calle 5ª de Allende (tramo)
  • Nomenclatura de 1929: Calle de García Pueblita.
  • Cuartel (1794, 1840 y 1868): Número 2
  • Sector actual (a partir de 1929): República

Durante mucho tiempo la calle a la que nos referimos en esta publicación fue la orilla de la pequeña ciudad por el lado norte, su creación bien pudo darse a la par con la erección del complejo conventual de los Carmelitas en la época virreinal, a finales de esta etapa aquella zona se encontraba escasamente poblada, no gozaba de la algarabía que tenían las calles más céntricas por encontrarse a las orillas de los pantanos que se formaban en época de lluvias entre esta zona y el cauce del Río Grande (ahora colonia Industrial), probablemente fue una zona poco ocupada y solitaria pues en el extremo que veía al norte se encontraba un depósito de cantera que daba la impresión de ser un gran muro y que a la vez servía para delimitar los terrenos de los Carmelitas. Al asignar la primera nomenclatura oficial a la ciudad esta calle formo parte del Callejón del Sauz (este se extendía desde la ahora Avenida Morelos Norte hasta la Avenida Héroes de Nocupétaro aproximadamente), el nombre de este callejón bien pudo surgir a raíz de que en esta zona abundaban los sauces llorones, árboles que se encuentran casi siempre a las orillas de ríos, lagos y zonas pantanosas por su alto contenido de humedad. Casi medio siglo después, en el año de 1840 las autoridades municipales de Morelia deciden asignar a las calles existentes una nueva nomenclatura, solo que ahora los nombres fueron asignados por cada cuadra, de modo que este tramo recibió el nombre de Calle del Indio Triste, poco tiempo fue oficialmente llamada así, pues en el año de 1868 le es asignada otra nomenclatura a la ciudad, esta retomo los estándares virreinales (varias cuadras con el mismo nombre), de modo que ahora la del Indio Triste se integró a la Calle 5ª de Allende, a pesar de ser esta una nomenclatura más formal y nacionalista, la población no se adaptó fácilmente a este cambio y siguió ubicando las calles con los nombres asignados en 1840. Finalmente, y con la supresión de los cuarteles para dividir políticamente la ciudad, ahora llamados sectores, la 5ª de Allende cedió su nombre para ser conocida como la Calle de García Pueblita, permaneciendo así desde el año de 1929 hasta hoy día.

Placa de nomenclatura antigua ubicada en CdMx, la de
la ciudad de Morelia no existe en la actualidad

Como calle del Indio Triste corría de oriente a poniente desplantando a partir de la esquina de la Calle de 2ª del Río y la Calzada del Carmen o Calle de la Cuesta (ahora cruce con Morelos Norte) por el extremo oriente, y finalizaba al encontrarse con la Calle del Llorón (ahora cruce con la calle de Juárez aproximadamente) por el extremo poniente.

Vista hacia el extremo poniente de la Calle
del Indio Triste 

Respecto al porqué del origen de este nombre tan peculiar no hay fuente que de pista sobre tal hecho, únicamente podemos mencionar que este nombre gozó de fama en las nomenclaturas de distintas ciudades en el país, por ejemplo, en la ciudad de México se encontraba una serie de calles que ostentaban el nombre de Calle del Indio Triste, lo mismo ocurrió en la ciudad de Pátzcuaro, pues en un plano de 1895 se hace mención de una calle también con este mismo nombre. En el primer caso el nombre proviene desde la época virreinal originándose a partir de una leyenda que goza de mucha fama denominada "La Esquina del Indio Triste". La asignación de las nomenclaturas durante el siglo XIX seguía una metodología muy simple, pues se echaba mano del entorno de la calle a nombrar (sucesos, leyendas, templos, árboles, fuentes, personas, tiendas, etcétera), ocurriendo así en la capital del país, y quizá en las demás ciudades, incluida Morelia el nombre se tomó simplemente a forma de homenaje hacia aquella célebre calle de la urbe capitalina.

Vista parcial del plano de Pátzcuaro en el que se observa
señalada la Calle del Indio Triste


Antiguamente esta calle tenía poca importancia dentro de la traza de la ciudad, este originado por su cercanía a los pantanos que se formaban y los cuales eran considerados como lugares insalubres y por su geografía, aun en la actualidad la calle pasa de cierta manera desapercibida pues parece estar hundida, durante la segunda mitad del siglo XIX se abrieron varias calles en lo que anteriormente había sido parte de la huerta y cementerio de los Carmelitas, hecho que vino a dar un poco de vida al sitio pues se comenzó a poblar al darse dicho fraccionamiento del terreno, también era conocida por ser una de las calles que conducía al desaparecido Paseo de las Lechugas (este corría sobre la calle de Guillermo Prieto, partiendo desde su cruce con García Pueblita), con la llegada del Ferrocarril Nacional Mexicano a la ciudad y la instalación de la estación de este en la zona norte, el lugar comenzó a ser más concurrido. Hoy en día es una de las pocas calles que conserva un aire de antaño al contar con empedrado en su trayecto, este fue colocado ya bien entrado el siglo XX pero sirve a modo ilustrativo de cómo es que lucían las calles antes de la llegada del concreto.

Vista hacia el extremo oriente de la Calle del
Indio Triste

Por si les quedo duda y quieren conocer la leyenda de la Calle del Indio Triste, les dejo el siguiente link donde podrán conocer esta historia tan arraigada en la historia de la capital. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Azucena de las Carmelitas (ocurrió en el desaparecido Beaterio de las Carmelitas Descalzas)

Todos los rincones del centro histórico de la ciudad siempre tienen algo que contar, desafortunadamente con el paso del tiempo esos secretos resguardados van desapareciendo o quedando olvidados tras los muros de los templos, conventos y casonas antiguas, tal es el caso de este suceso que ocurrió en el desaparecido Beaterio de las Carmelitas Descalzas de Valladolid y que se aferra a desaparecer de la tradición oral de la virreinal Morelia; a pesar de que del lugar referido apenas queda un cascajo de lo que antiguamente fue, esta leyenda se niega a desaparecer. Este hecho ocurrió en lo que actualmente conocemos como la Central Vieja de Autobuses, en la zona sur del centro de la ciudad y ha pasado generación tras generación de la siguiente manera:
El Convento de las Carmelitas que estaba al sur de Morelia quedó, como todos, reducido a ruinas hace más de medio siglo. Una iglesita con su campanario en forma de palma con tres campanas y una esquila para llamar a maitines, que llevaban los re…

El Cordonazo de San Francisco (ocurrió en el desaparecido templo de San Luis Rey de Francia o del Tercer Orden)

En el complejo franciscano que se encontraba asentado en la virreinal ciudad de Valladolid, hoy Morelia, aparte del templo dedicado a San Francisco de Asís, fundador de tan sublime orden, se encontraba construido otro templo dedicado a San Luis Rey de Francia que era mejor conocido entre los antiguos pobladores como la Tercera Orden, bien sabido es para los morelianos actuales que este majestuoso templo desapareció como resultado de las Leyes de Reforma, pero, ¿qué maldición desencadenó la destrucción de este templo?, y, ¿quién pagó las consecuencias de tan terrible hecho?...a continuación la respuesta.
En Morelia, del Templo de la Venerable Orden Tercera de San Francisco de Asís, joya de arte y relicario histórico, no queda ya ni el polvo. Situado en un ángulo del cementerio del antiquísimo templo de los frailes franciscanos, se erguía con su torre afiligrana y su cúpula revestida de azulejos. En su recinto al pie de uno de los altares colaterales, estuvieron sepultados los restos mor…

Calle de las Carreras (ahora tramo de Dr. Miguel Silva)

Nomenclatura de 1794: Calle del Junco (tramo) o Calle 2a. del Junco.Nomenclatura de 1840: Calle de las Carreras, paralela a la Calle del Crisol (ahora tramo de Serapio Rendón) por el lado poniente; y a una calle sin nombre (ahora tramo de Amado Nervo) por el lado oriente.Nomenclatura de 1868: Calle 7a de Bravo (tramo).Nomenclatura de 1929: Calle de Dr. Miguel Silva (tramo).Cuartel (1794, 1840 y 1868): Número 3.Sector actual: Revolución.
La calle de las Carreras originalmente formó parte de una de las más antiguas con las que contaba la ciudad, la mayoría de las calles del primer cuadro de la ciudad no tienen fecha exacta que marque cuando se trazaron o cuando comenzó a poblarse; esta calle aparece ya en los planos virreinales de la ciudad de Valladolid, periodo en el que esta formaba parte de la Calle del Junco, está abarcaba en su totalidad la actual calle de Dr. Miguel Silva, siendo esta la segunda de cinco cuadras que la conformaban en dirección sur a norte (esta calle no debe confu…