Ir al contenido principal

Calle del Huerto (ahora tramo de Valentín Gómez Farías)

  • Nomenclatura de 1794: Calle del Señor del Huerto (tramo) o Calle 1a. del Señor del Huerto.
  • Nomenclatura de 1840: Calle del Huerto, paralela a las antiguas calles de la Compañía (ahora calle de El Nigromante) por el lado oriente; y la del Castaño (ahora tramo de León Guzmán) por el lado poniente.
  • Nomenclatura de 1868: Calle 6a. de Hidalgo (tramo).
  • Nomenclatura de 1929: Calle de Valentín Gómez Farías  (tramo).
  • Cuartel (1794, 1840 y 1868): Número 2.
  • Sector actual: República.



La historia de la nomenclatura en esta calle comienza en la virreinal Valladolid, específicamente en el año de 1794, cuando por órdenes del máximo jefe de la Nueva España se crea una nomenclatura formal para esta ciudad, la cual asignó los primeros nombres a la mayoría de calles ya existentes; comenzando a llamarsele a esta Calle del Señor del Huerto (esta calle se encontraba entre la Avenida Madero Poniente y las inmediaciones de la calle de Uranio en la colonia Industrial), posteriormente en 1840 se asigna la nomenclatura nueva, en esta etapa el par de manzanas más al sur continuó llamándose Calle del Señor del Huerto o simplemente del Huerto, después de esto, en el año de 1868 se crea la Calle 6a. de Hidalgo (aunque esta nomenclatura no fue tan popular como la de 1840, pues aun a principios del siglo XX las calles eran ubicadas con esta, por ejemplo la dirección de determinado sitio se daba Calle 6a. de Hidalgo, antigua del Huerto #15), esta calle retomo las manzanas que componían la calle del Huerto en 1794; finalmente, en 1929 esta calle cambia por última vez de nombre por el del ex presidente partidario del liberalismo en México, Valentín Gómez Farías y permaneciendo con este hasta la actualidad.

Placa de nomenclatura correspondiente a 1840, el mosaico no
corresponde a los originales colocados en ese año

Como calle del Huerto está corría de sur a norte, desplantando a partir de las esquinas de las calles del Tesoro y de la Merced (ahora cruce de la Avenida Madero Poniente y Valentín Gómez Farías) por el extremo sur; y finalizaba al encontrarse con las esquinas de las calles de las Rosas y del Silencio (ahora cruce de Santiago Tapia y Valentín Gómez Farías).

Vista hacia el extremo norte de la Calle
del Huerto

Respecto al nombre que le fue asignado a esta calle (en 1794 y 1840, pues recordemos que esta calle fue de las pocas que conservó el mismo nombre durante las dos primeras nomenclaturas), Mariano de Jesús Torres menciona en su obra "Diccionario", que esta calle "Recibe el nombre que tiene por una capilla que hace muchos años existió en la acera que ve al oriente, y que estaba dedicada al Señor del Huerto, osea a Jesucristo orando en el Huerto del Getsemaní, la cual hace ya muchos años dejó de existir, convirtiéndose en casa particular" (Torres, 1915).

Plano de Valladolid en 1794, nótese la existencia de la Capilla del Huerto a espaldas del
Colegio de la Compañía de Jesús

Otro autor que hace mención sobre la nomenclatura de esta calle es Antonio Chávez Sámano, en su libro "Morelia y sus Nomenclaturas", en el cual dice lo siguiente: "Al publicarse el primer plano de Valladolid en 1794 ya aparece esta calle a espaldas del Colegio Jesuita, con el nombre del Huerto, debido a que en la acera izquierda estaba ubicada la capilla dedicada a Jesús en la Oración del Huerta, construida casi a raíz de la fundación de Valladolid" (Chávez, 1983).

Vista hacia el extremo sur de la Calle
del Huerto

Respecto al aspecto de la calle el primer autor dejó una descripción sobre esta parte de la ciudad: "En la acera que ve al oriente hay casas de regular aspecto, y en la que mira al poniente se ve una barda muy elevada que sirve de muro a los departamentos interiores de la Escuela Industrial (ahora Palacio Clavijero). En ese tiempo tuvo mucho tiempo su taller de herreria el Sr. Jorge Flores. Actualmente (año de 1915), el pavimento está asfaltado y con buenas banquetas, es concurrida por ser tránsito hacia la Estación del Ferrocarril Nacional Mexicano. En la acera oriente hay un edificio donde se halla establecida una escuela catolica de niños. En la esquina norte de esta misma, con la calle del Silencio o del Tizón, se encuentra también una tienda de comistrajo llamada "El Teléfono" (Torres, 1915).

Acera que ve al poniente, donde estuvo el muro
 de la Escuela Industrial, hoy Mercado
de Dulces y Artesanías

Respecto a la mencionada capilla que dio nombre a esta calle por más de un siglo, el historiador Ricardo Espejel en una de sus investigaciones logró descubrir el nombre del fundador de la capilla y además menciona lo siguiente: "Tomado del Archivo del Arzobispado. Fondo Diocesano, Sección Gobierno, Serie Parroquias, Subserie Solicitudes, Caja 139, Exp. 32, año de 1759. “…Joseph de Lyra y Zaias, vezino de esta ciudad paresco ante la grandeza de UCJ y digo que a mis expensas y limosnas que han recogido, estoy fabricando a espaldas del Colegio de la Compañia de Xtho una Capilla, para el devido culto y decencia de la soberana imagen del Señor de la oración del Huerto,…" (Espejel, 2008).

Casa marcada con el número 8, el mosaico
corresponde a la numeración asignada en 1840

Se desconoce la fecha exacta en que la capilla desapareció, pero si se sabe que para mediados del siglo XIX ya no existía como tal; los planos que me fueron proporcionados por el historiador Ricardo Espejel posteriores a 1850 ya no muestran la ubicación de la capilla como lo hacen con otras que había en la ciudad. En general, los edificios que se encuentran en esta calle han sido destruidos o bien modificados, sobre todo la manzana oriente de esta calle, donde se construyó el Mercado de Dulces y Artesanías que hace que esta zona sea muy transitada, además en esa misma se existió un edificio que albergó un hotel de gran fama en la ciudad, el cual al ser demolido dio paso a que se ampliará el jardín que se forma alrededor de la Biblioteca Pública de la UMSNH (antiguo templo de San Francisco Xavier).

Edificio que existió a un costado de la Biblioteca Pública
en su lugar colocaron una fuente que imita en diseño a la
que se encuentra al extremo oriente del jardín

Pila que reemplazó el edificio que se encontró
en este lugar

Fuentes:
  • Torres, M. J. (1915) Diccionario Historico, Geografico, Estadistico, Botánico y Mineralógico de Michoacán. Tomo II. Morelia, México.
  • Chávez, A. (1983) Morelia y sus Nomenclaturas. UMSNH. Morelia, México.
  • Espejel, R. (2008) Publicación la Voz de Michoacán. Morelia, México.








Comentarios

Entradas populares de este blog

La Azucena de las Carmelitas (ocurrió en el desaparecido Beaterio de las Carmelitas Descalzas)

Todos los rincones del centro histórico de la ciudad siempre tienen algo que contar, desafortunadamente con el paso del tiempo esos secretos resguardados van desapareciendo o quedando olvidados tras los muros de los templos, conventos y casonas antiguas, tal es el caso de este suceso que ocurrió en el desaparecido Beaterio de las Carmelitas Descalzas de Valladolid y que se aferra a desaparecer de la tradición oral de la virreinal Morelia; a pesar de que del lugar referido apenas queda un cascajo de lo que antiguamente fue, esta leyenda se niega a desaparecer. Este hecho ocurrió en lo que actualmente conocemos como la Central Vieja de Autobuses, en la zona sur del centro de la ciudad y ha pasado generación tras generación de la siguiente manera:
El Convento de las Carmelitas que estaba al sur de Morelia quedó, como todos, reducido a ruinas hace más de medio siglo. Una iglesita con su campanario en forma de palma con tres campanas y una esquila para llamar a maitines, que llevaban los re…

El Cordonazo de San Francisco (ocurrió en el desaparecido templo de San Luis Rey de Francia o del Tercer Orden)

En el complejo franciscano que se encontraba asentado en la virreinal ciudad de Valladolid, hoy Morelia, aparte del templo dedicado a San Francisco de Asís, fundador de tan sublime orden, se encontraba construido otro templo dedicado a San Luis Rey de Francia que era mejor conocido entre los antiguos pobladores como la Tercera Orden, bien sabido es para los morelianos actuales que este majestuoso templo desapareció como resultado de las Leyes de Reforma, pero, ¿qué maldición desencadenó la destrucción de este templo?, y, ¿quién pagó las consecuencias de tan terrible hecho?...a continuación la respuesta.
En Morelia, del Templo de la Venerable Orden Tercera de San Francisco de Asís, joya de arte y relicario histórico, no queda ya ni el polvo. Situado en un ángulo del cementerio del antiquísimo templo de los frailes franciscanos, se erguía con su torre afiligrana y su cúpula revestida de azulejos. En su recinto al pie de uno de los altares colaterales, estuvieron sepultados los restos mor…

Calle de las Carreras (ahora tramo de Dr. Miguel Silva)

Nomenclatura de 1794: Calle del Junco (tramo) o Calle 2a. del Junco.Nomenclatura de 1840: Calle de las Carreras, paralela a la Calle del Crisol (ahora tramo de Serapio Rendón) por el lado poniente; y a una calle sin nombre (ahora tramo de Amado Nervo) por el lado oriente.Nomenclatura de 1868: Calle 7a de Bravo (tramo).Nomenclatura de 1929: Calle de Dr. Miguel Silva (tramo).Cuartel (1794, 1840 y 1868): Número 3.Sector actual: Revolución.
La calle de las Carreras originalmente formó parte de una de las más antiguas con las que contaba la ciudad, la mayoría de las calles del primer cuadro de la ciudad no tienen fecha exacta que marque cuando se trazaron o cuando comenzó a poblarse; esta calle aparece ya en los planos virreinales de la ciudad de Valladolid, periodo en el que esta formaba parte de la Calle del Junco, está abarcaba en su totalidad la actual calle de Dr. Miguel Silva, siendo esta la segunda de cinco cuadras que la conformaban en dirección sur a norte (esta calle no debe confu…