Ir al contenido principal

Calle del Prisco (ahora tramo de Revillagigedo)

  • Nomenclatura de 1794: Callejón de la Muerta (tramo).
  • Nomenclatura de 1840: Calle del Prisco, paralela a la Calle del Paseo (ahora tramo de Fray Antonio de San Miguel) por el lado sur; y a una calle sin nombre (ahora tramo de Bucareli) por el lado norte.
  • Nomenclatura de 1868: Calle 2ª de Degollado (tramo).
  • Nomenclatura de 1929: Calle de Revillagigedo (tramo).
  • Cuartel (1794, 1849 y 1868): Número 4, Barrio de Nuestra Señora de Guadalupe.
  • Sector (a partir de 1929): Nueva España.


Este tramo de calle es una de las que formaban parte de las orillas de la traza urbana de la ciudad de Valladolid hacia el oriente a finales del siglo XVIII, no se sabe con exactitud en qué fecha fue creada o comenzó a poblarse, pero es durante la segunda mitad de este siglo cuando por órdenes de las autoridades locales se crea el Barrio de Nuestra Señora de Guadalupe, formándose las primeras calles en el mismo a la par de que se repartieron los primeros solares para emprender la construcción de casas; hasta bien entrado el siglo XIX y como se aprecia en diversos planos el lugar se conformaba en su mayoría por huertas y casas de campo. En esta etapa esta formaba parte del Callejón de la Muerta (este corría entre la ahora Avenida Madero Oriente y la calle de Guayangareo), siendo este tramo el primero de cuatro que lo conformaban, formó parte de este callejón desde 1794 hasta el año de 1840, año en el que por órdenes del Ayuntamiento de Morelia se descontinúa la nomenclatura colonial y se da paso a una nueva, que tenía como característica primordial asignar nombre a las calles por cada cuadra o par de manzanas, de modo que al primer tramo del callejón de la Muerta se le asignó el nombre de Calle del Prisco; para el año de 1868 se decide que nuevamente se dé un cambio en la nomenclatura, en esta se retoma parte los estándares virreinales, es decir, calles con el mismo nombre en varias cuadras con la única diferencia que ahora se utilizarían nombres de personajes de personajes que habían participado en diversas gestas heroicas, por lo que la calle del Prisco se integró a la Calle 2ª de Degollado, Mariano de Jesús Torres menciona en varias ocasiones que este cambio no fue bien aceptado por la sociedad moreliana por lo que las calles siguieron ubicándose con la nomenclatura de 1840 hasta los primeros años del siglo XX; finalmente con la supresión de los cuarteles y barrios existentes en la ciudad en  el año de 1929 y la sustitución de estos por sectores llega una nueva nomenclatura que es la que rige las calles hasta hoy día, dejando a un lado el nombre de 2ª de Degollado para comenzar a ser conocida con el nombre de Calle de Revillagigedo.

Vista parcial del plano de 1857, rodeadas en blanco las manzanas
que conformaban la Calle del Prisco, nótese la existencia de un
pequeño callejón a un costado de la capilla el cual ya no existe

Como Calle del Prisco esta corría en dirección poniente a oriente, desplantaba a partir de la Calzada de México (ahora tramo de Madero Oriente) a un costado de la Capilla del Rincón, ahora de Lourdes, en el extremo poniente; y finalizaba al encontrarse con las esquinas de la Calle del Judío y de la Calle del Herrador (ahora cruce de Luis de Velasco y Revillagigedo), en el extremo oriente.

Vista parcial del plano de 1868 en el cual la calle del Prisco
aparece marcada con el nombre del Frasco, posiblemente
fue un error de quien lo elaboró

Referente al nombre de calle del Prisco no hay fuente que mencione el porqué de este, muchas de las calles de Morelia recibían nombres por las cosas que en ellas se encontraban o personajes que en ellas residían, en algunos casos como refiere Jesús Romero Flores en su libro Historia de la Ciudad de Morelia, la nomenclatura de 1840 (que es a la que pertenece esta calle) se asignaba basada en hechos del común vivir y en algunos casos los nombres no tenían nada que ver con el lugar; a título personal considero que este nombre tiene quizá algo que ver con las actividades que se realizaban en esta zona del Barrio de Nuestra Señora de  Guadalupe, pues al ser esta una zona donde se ubicaban casas que eran utilizadas como lugares de recreo algunas dedicaban un espacio para que aquí se asentara serie de huertas, de las cuales, más de alguna debió estar encaminada a la producción de “duraznos priscos” o simplemente conocidos como “priscos”, los cuales abundaban en estos rumbos al igual que en el vecino Barrio de San Pedro (ahora Bosque Cuauhtémoc) y que hacían de ambos barrios uno de los lugares predilectos de los morelianos en temporada de esta fruta, pues en ella se producían los mejores y más dulces frutos que abastecían las necesidades de la ciudad.

Vista parcial del plano de 1898 en el que se observan las
manzanas que conformaban la Calle del Prisco y las huertas
que la conformaban

Si bien no llegan hasta hoy datos que resuelvan la duda sobre el nombre del Prisco, si lo hace una brevísima pero interesante descripción de esta calle que realizo Mariano de Jesús Torres en la segunda década del siglo pasado, la cual menciona lo siguiente: “Nombre de la calle que corre de poniente a oriente, entre las manzanas 5 y 11 del Barrio de Guadalupe de Morelia. Como es una calle excéntrica, esta con el piso desarreglado y es poco transitable”. Actualmente esta es una de las pocas calles que conserva la tranquilidad que antes se respiraba en Morelia pero que a finales del mes de noviembre y principios de diciembre se abarrota con la feligresía que se acerca al cercano Santuario de Guadalupe.

Vista actual de la Calle del Prisco (tomada de Google Maps)


Comentarios

Entradas populares de este blog

La Azucena de las Carmelitas (ocurrió en el desaparecido Beaterio de las Carmelitas Descalzas)

Todos los rincones del centro histórico de la ciudad siempre tienen algo que contar, desafortunadamente con el paso del tiempo esos secretos resguardados van desapareciendo o quedando olvidados tras los muros de los templos, conventos y casonas antiguas, tal es el caso de este suceso que ocurrió en el desaparecido Beaterio de las Carmelitas Descalzas de Valladolid y que se aferra a desaparecer de la tradición oral de la virreinal Morelia; a pesar de que del lugar referido apenas queda un cascajo de lo que antiguamente fue, esta leyenda se niega a desaparecer. Este hecho ocurrió en lo que actualmente conocemos como la Central Vieja de Autobuses, en la zona sur del centro de la ciudad y ha pasado generación tras generación de la siguiente manera:
El Convento de las Carmelitas que estaba al sur de Morelia quedó, como todos, reducido a ruinas hace más de medio siglo. Una iglesita con su campanario en forma de palma con tres campanas y una esquila para llamar a maitines, que llevaban los re…

El Cordonazo de San Francisco (ocurrió en el desaparecido templo de San Luis Rey de Francia o del Tercer Orden)

En el complejo franciscano que se encontraba asentado en la virreinal ciudad de Valladolid, hoy Morelia, aparte del templo dedicado a San Francisco de Asís, fundador de tan sublime orden, se encontraba construido otro templo dedicado a San Luis Rey de Francia que era mejor conocido entre los antiguos pobladores como la Tercera Orden, bien sabido es para los morelianos actuales que este majestuoso templo desapareció como resultado de las Leyes de Reforma, pero, ¿qué maldición desencadenó la destrucción de este templo?, y, ¿quién pagó las consecuencias de tan terrible hecho?...a continuación la respuesta.
En Morelia, del Templo de la Venerable Orden Tercera de San Francisco de Asís, joya de arte y relicario histórico, no queda ya ni el polvo. Situado en un ángulo del cementerio del antiquísimo templo de los frailes franciscanos, se erguía con su torre afiligrana y su cúpula revestida de azulejos. En su recinto al pie de uno de los altares colaterales, estuvieron sepultados los restos mor…

Calle de las Carreras (ahora tramo de Dr. Miguel Silva)

Nomenclatura de 1794: Calle del Junco (tramo) o Calle 2a. del Junco.Nomenclatura de 1840: Calle de las Carreras, paralela a la Calle del Crisol (ahora tramo de Serapio Rendón) por el lado poniente; y a una calle sin nombre (ahora tramo de Amado Nervo) por el lado oriente.Nomenclatura de 1868: Calle 7a de Bravo (tramo).Nomenclatura de 1929: Calle de Dr. Miguel Silva (tramo).Cuartel (1794, 1840 y 1868): Número 3.Sector actual: Revolución.
La calle de las Carreras originalmente formó parte de una de las más antiguas con las que contaba la ciudad, la mayoría de las calles del primer cuadro de la ciudad no tienen fecha exacta que marque cuando se trazaron o cuando comenzó a poblarse; esta calle aparece ya en los planos virreinales de la ciudad de Valladolid, periodo en el que esta formaba parte de la Calle del Junco, está abarcaba en su totalidad la actual calle de Dr. Miguel Silva, siendo esta la segunda de cinco cuadras que la conformaban en dirección sur a norte (esta calle no debe confu…