jueves, 11 de agosto de 2016

Calle del Tapón (ahora tramo de Antonio Alzate)

Nomenclatura de 1794: Calle del Limón (tramo) o Calle 1a. del Limón.
Nomenclatura de 1840: Calle del Tapón, paralela a las calles de San Francisco (ahora tramo de Valladolid) por el lado norte; y del Ginete (ahora tramo de Soto Saldaña) por el lado sur.
Nomenclatura de 1868: Calle 5a. de Iturbide (tramo).
Nomenclatura de 1925: Calle 5a. de Galeana (tramo).
Nomenclatura de 1929: Calle de Antonio Alzate (tramo).


La calle del Tapón es otro de los puntos de la ciudad que se fueron formando en los primeros años de la antigua Valladolid, hacia finales de 1794 el tramo del que hablamos, formaba parte de la Calle del Limón, siendo esta el par de manzanas que se encontraba más al oriente de la misma (la calle de Antonio Alzate no tenía continuación más allá de Vasco de Quiroga por la existencia del complejo conventual Franciscano). Posteriormente en el año de 1840, durante la asignación de la segunda nomenclatura este par de manzanas recibe el nombre de la Calle del Tapón y casí treinta años después, al crear la tercena nomenclatura la del Tapón se integra a la Calle 5a de Iturbide (para esta fecha ya había sido destruido el muro del convento de los Franciscanos y seda continuación a la calle hacia el oriente), después, en el año de 1925 se cambia el nombre de Iturbide por el de Galeana a todas las calles que corrían de poniente a oriente, inclusive el portal de Iturbide cambia su nombre por el de Galeana, todo esto derivado de una campaña de desprestigio en contra del vallisoletano y emperador Agustín de Iturbide. Finalmente en el año de 1929 esta calle recibe el nombre de Antonio Alzate.


Placa de nomenclatura correspondiente a 1840, al
parecer es una de las originales

Durante el periodo en que esta fue conocida como la calle del Tapón su traza corría de poniente a oriente, desplantando a partir de las esquinas de las calles del Tunante y de Marte (ahora cruce de Virrey de Mendoza y Antonio Alzate) por el extremo poniente; y finalizaba al encontrarse con las esquinas de las calles de la Alegría y del Veterano (ahora cruce de Vasco de Quiroga y Antonio Alzate) por el extremo oriente.

Parte del plano de 1857, rodeadas en blanco las manzanas que componían la calle del Tapón.
Nótese las líneas punteadas trazadas en dirección hacia el oriente, proyectando la apertura de
nuevas calles a través del complejo franciscano que darían continuación a la ahora calle de Alzate 
El origen del nombre de esta calle es otro de los ejemplos de lo simple que era asignar la nomenclatura en el siglo XIX, pues en esta se tomaron en cuenta las características que componían el lugar; de tal forma que Mariano de Jesús Torres refiere lo siguiente sobre el tema: "Lleva ese nombre porque antes no existía la prolongación que se le dio después de abrirse la calle nueva, llamada de Zaragoza (ahora tramo de Antonio Alzate, entre Vasco de Quiroga y Juan José de Lejarza), estando como tapada por el oriente en la calle del Veterano" (Torres, 1915). Es decir, el tapón como le llamaban, era el muro poniente que circundaba los terrenos donde estaba asentada la orden franciscana (este se componía de una única manzana que actualmente se ubicaría entre las calles de Bartolomé de las Casas por el norte, Vasco de Quiroga por el poniente, Mariano Elizaga por el sur y Vicente Santa María por el oriente); dicho lugar fue modificado en su totalidad durante la Reforma, creando nuevas manzanas y calles en su superficie, pero no quitando la costumbre de llamar a esta calle como la del Tapón.

Vista hacia el extremo oriente de la calle
del Tapón

El nombre que ostentó esta calle durante la segunda mitad del siglo XIX es un ejemplo de la sencillez con la que se asignaba la nomenclatura, echaban mano de cosas simples que se encontraban en el entorno del lugar; desde sus inicios esta calle fue una de las más céntricas y por tanto una de las más concurridas, dejando una descripción el mismo Torres de cómo transcurría la cotidianeidad en este sitio hace más de un siglo: "La forman casas de mediano aspecto, en el extremo oriente de la acera que ve al norte existió una tienda de comistrajo llamada "La Campana", y en el otro extremo hubo también un tendajón donde se expendían semillas de hortaliza, por lo cual le pusieron por título "Los Hortelanos". 

Vista de una de las manzanas que conformaban a la
calle del Tapón

Esta calle además fue sede de la residencia del Sr. General Epitacio Huerta, quien fuera Gobernador del Estado, al momento de ser sorprendido por la muerte en Chucándiro, lugar desde donde su cadáver fue trasladado a su domicilio ubicado en esta calle, para después ser llevado al salón del gobierno.

Vista hacia el extremo poniente de la
calle del Tapón

Esta calle por ser una de las más céntricas es sin lugar a dudas una de las más comerciales, continúa teniendo un ajetreado día con el pasar de transeúntes que recurren en busca de los productos que a través de ella se ofertan, desafortunadamente queda poco de aquel viejo centro, la mayoría de casas aquí han sido modificadas para convertirse en bodegas y locales comerciales, aun así es un sitio del centro que debes caminar.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Tesoro del Obispado (ocurrió en la esquina de Benito Juárez y Santiago Tapia)

Recorrer los rincones de la ciudad es sin duda un deleite para la vista pues sus construcciones palaciegas endulzan la vista con el aire im...